Mérida: (924) 59 11 59 / Almendralejo: (924) 66 40 02 / Arroyo de San Serván: (924) 34 22 91

Técnica del cepillado

MPDental_Tecnicas_Cepillado

Técnica del cepillado

20 mayo, 2015
|
0 comments
|

Existen, por supuesto, diversas técnicas de cepillado y todas ellas importantes. Por eso, hoy en MPDental queremos hablaros de manera práctica y sencilla cómo debemos cepillarnos, qué hacer y, sobre todo, lo que no se debe hacer.

Siendo conscientes de que cambiar el hábito de cepillado personal después de muchos años es tarea difícil, comenzaremos explicando lo más básico: No debemos ejercer fuerza con el cepillo, siendo lo más correcto ejercer poca presión para hacer desaparecer la placa. Los movimientos que realicemos deben de ser verticales, siempre de encía a borde del diente.

Apoyando el cepillo sobre la encía y pasando posteriormente a la cara del diente, lograremos ejercer un masaje en la encía estimulando la circulación sanguínea además de vaciar el surco gingival; esto es, el espacio que queda entre la pieza dental y la propia encía. Es importnate hacerlo siempre en la dirección aconsejada en estas líneas ya que, en caso de realizarlo al contrario, existe la posibilidad de introducir placa en el surco gingival.

¿Puedo usar en algún momento la técnica de cepillado horizontal? Sí. Se permite usarla para limpiar las caras oclusales, es decir, las caras masticatorias de premolares y molares; si es más cómodo (o ya tenemos esa costumbre adquirida), se puede usar en estas caras la técnica circular.

Para terminar, nos centraremos en pacientes que tengan problemas bucodentarios haciendo especial hincapié en aquellos con enfermedad periodontal. Para ello, comentaremos brevemente lo que se conoce como “Técnica de Bass”.

Esta se basa en eliminar la placa bacteriana subgingival (aquella que hay dentro del ya mencionado surco gingival) y, aunque se puede realizar con cualquier cepillo, aconsejamos los llamados sulculares o periodontales que poseen 2 ó 3 hileras de filamentos.

Colocando el cepillo 45 grados respecto al eje del diente dentro del surco gingival, se hace un movimiento de vibración durante aproximadamente 10 segundos en cada grupo de 3 ó 4 dientes. No hay que desplazar de los filamentos, apenas varia la posición del extremo de los filamentos.

De esta manera, si nuestra cavidad oral padece algún tipo de problema, lograremos mejorar la higiene bucal y, por lo tanto, disminuir los factores de riesgo.